Opinión

Patricio Cornejo
@PatoCornejo
Periodista del Grupo Caravana

 

Pasó la Copa América para Ecuador, sin pena ni gloria, se habló mucho antes y se logró convencer en el último juego, cuando los dados no daban ilusión y los jugadores tenían poco  que perder y algo por ganar, nunca olvidaré que se prometió mucho y se cumplió un porcentaje bajo, Ecuador está en peligro, hay que fajarse para la larga eliminatoria de dónde no sabemos aún el orden, antes nos preparábamos para la aparente “débil” Venezuela, ahora veremos dónde y con cuál toca, en Julio lo sabremos.

En medio de la mala copa hay cosas y jugadores rescatables que se deben mantener y dar ejemplo a todos para lograr el cometido, tener un equipo que pueda aspirar a cosas mejores, pasar de grupo era factible, los errores infantiles en el primer tiempo contra Bolivia comprometieron un marcador que debió ser favorable a Ecuador, terminando con esperar resultados ajenos que casi siempre es inútil, nosotros nos merecemos esa suerte por pecar demasiado, de aquello se pasó a un partido más normal, contra México, que debió suceder también con los del altiplano, en fin, una vez más nos vamos sin dejar huella pero el fútbol y la vida continúan, hay que luchar para no volver a caer en el mismo hueco.

En el plano general se ha destacado en esta copa el fútbol chileno, arrancó bien Venezuela pero no pudo confirmar, los peruanos con poco pasaron, pero ese poco a que me refiero es más de lo que presentaron en la anterior eliminatoria, Bolivia pasó a nuestra costa, goleados por Chile cuando ambos estaban adentro, Argentina, Brasil, Uruguay, los candidatos de siempre, muy debajo de lo que se espera de ellos, aunque los brasileños con orden sin fueras de serie, ahora que ha salido Neymar, los invitados México y Jamaica muy bien se pudieron quedar en casa y nadie los hubiera echado de menos, Paraguay sin mucha novedad, Colombia decepcionante, su figura es Carlos Sánchez, los demás tienen su cuerpo en Chile y su alma vagando por el universo.

Gustavo Quinteros tuvo su primer evento, no salió bien parado, fue excesivo calificar de idiotas a sus críticos, entiendo que le molestaron los rumores de la aparición del clásico “serrucho”, pero hay que cuidar las formas siempre, más aún cuando no tiene derecho de criticar a nadie, le toca recibir las que se ganó por prometer progresos instantáneos que son muy difíciles de lograr, ahora vendrá el largo camino a Rusia, allí tendrá más oportunidad, y deberá seguir la planificación de sus antecesores, acercarse al cien por ciento de efectividad en el estadio nacional, allí donde el general altura mejora nuestras posibilidades y disminuye la de los rivales.

Deja un comentario