Para Barcelona el grupo parecía muy difícil, como para pensar que en las dos primeras salidas tener 3 puntos iba a ser una labor de titanes, tener 6 puntos y ser líder del grupo es sorpresivo, han sido las mejores presentaciones barcelonistas de lo que va del año, hasta ahora una copa bien jugada y tomada con seriedad inigualable comparando con las últimas temporadas.

Guillermo Almada gestor máximo del gran campeonato ganado por los toreros el 2016, no ha podido repetir en el actual torneo lo logrado en el anterior, pero su paso copero es inmaculado, en otro tipo de partido comparando con la victoria frente al Atlético Nacional, su triunfo contra los “Pincharratas” estuvo llena de paciencia, control y frialdad, aprovechó el gran error de Andújar para ponerse en ventaja, el trámite era parejo en ese segundo tiempo, Estudiantes dominó sin contundencia la primera etapa para pasar Barcelona a nivelar advirtiendo que no era tan fuerte el cuadro argentino, dejando en la misma Argentina imagen de nunca ser inferior, dando paso su actitud a una victoria reconfortante.

Otra vez fue clave el tipo de juego de Matías Oyola controlando el tempo de Barcelona, su partido fue creciendo en la medida que se apagó Verón en Estudiantes, algo lógico por ser practicamente un retirado el capitán “pincha”, una vez más fue importante Eric Castillo en el ataque “torero” buen acompañante de Nahuelpan que cerró el discurso con un zurdazo después de una galopada para el recuerdo de Tito Valencia, fue el gol de la tranquilidad, merecido por un grupo que creyó en la victoria.

El futuro barcelonista cercano tiene el primer Clásico del Astillero del año, los amarillos vienen de dos sonados resultados en campeonato y Libertadores, aseguran espectáculo en los siguientes partidos, nadie asegura resultados, pero jugando así será muy complicado ganarles, nos preparamos para el domingo 16 de abril con Emelec también jugando Libertadores contra DIM, será el choque de los últimos campeones del Ecuador, ¡¡¡a alquilar balcones!!!.

Deja un comentario