Opinión

Carlos Usategui
@CarlosUsategui
Periodista de Súper K800, CD7, Radio City.

 

Se jugó un Clásico mas con victoria amarilla en su estadio, siendo la numero 18 versus 16 sobre su archirival en juegos por campeonato nacional jugados en el distrito canario. Estoy casi seguro que esta nueva edición del Clásico no pasara desapercibida, y no precisamente por una brillante exposición futbolística, sino más bien por otros factores, desencadenados por una serie de desafortunados eventos en el caso de Emelec y de afortunados para el Barcelona.

Dentro de esos apuntes que trascenderán para la anécdota, por supuesto que esta lo del “camisetazo” de los hermanos Bolaños, torpeza del jugador millonario y error compartido con utilería de no tener mas stock. Y la victoria de Barcelona que corta su racha negativa en Clásicos con solitario gol de Blanco, donde el ‘Ídolo’ parece haber encontrado a su goleador.

Barcelona afirma que se va afianzando gracias a que tiene un técnico que es incansable en su trabajo y su mano de obra le rinde tributo a ese esfuerzo. En el Clásico Rubén Israel tiene su galardón porque la reforma de su equipo toma forma. En el entretiempo la progresión de sus cambios despertaron a un equipo que era innerte. Fue aprovechando el debilitamiento notorio que su rival iba desvelando conforme avanzaban los segundos 45 minutos.

Primero Pedro Pablo Velazco, le dio mejor constitución a la zaga por ser un hombre de mas oficio. Se gano en salida y contención, se impuso un sello de clausura sobre ese sector cuando Mauro Fernández de Emelec ingreso. Bien “craneado” el meter a un mix de talento y fortaleza como Michael Jackson Quiñónez, ya que propicio diagonales y lanzamientos que fueron aprovechadas por jugadores que explotan bien los espacios y que saben picar al vacío, como lo son Suarez, Penilla y finalmente el otro cambio que le resulto que fue Esterilla. El ‘Ídolo’ ahora tiene a Blanco, encontró al parecer el goleador que necesitaba, esta “on fire” el argentino.

Cuando las cualidades individuales se han diluido de un equipo tan bien estructurado como lo es el Emelec, la dependencia del esquema se vuelve casi una obligación; y a los azules les pasó eso. Error táctico haber sacado a Burbano; de obligarse a tener que moverlo a Giménez quien termino desorientado en el segundo tiempo el mediocampo del Emelec terminó sin brújula.

Inexplicable que juegue el argentino de Fernández. Emelec sin mediocampo, tras que no posee peso ofensivo, entre Mena mermado físicamente, Mondaini sigue mostrando un bajo nivel, mas la paupérrima actuación de Escalada con su sequia que parece interminable. Emelec quedo con la camisa rota, y me parece que la pelea por la segunda etapa quedo entre Independiente y Barcelona; los Clásicos suelen ser un punto de inflexión en el destino final.

Deja un comentario