Opinión

Patricio Cornejo
@PatoCornejo
Periodista del Grupo Caravana

 

Alegrías y penas producen dos grandes protagonistas de nuestro balompié, Enner Valencia en Selección y West Ham United, el Deportivo Quito en nuestro ambiente pagando graves errores del pasado próximo, nos llevan a escribir con la máscara de la comedia en una mano y la trágica en la otra.

Los éxitos de un profesional del fútbol son del protagonista, Enner Valencia ha trabajado mucho para estar en el camino que recorre, peleó contra los que poco creían en él, jugando, anotando goles, poniendo banquetes a sus compañeros, bien por él, ya nadie duda de sus habilidades, es un éxito de “Superman”, el “Martillero del Gol”, hasta me atrevo a subirme a la camioneta, porque desde mi trinchera estuve siempre con el goleador de moda, apoyando y sugiriendo que le tengan paciencia, ¡qué lejos y qué cerca está el día en que jugó de titular contra Uruguay!, los temores que causó su titularidad, fue la figura del partido, parte fundamental para la clasificación a Brasil 2014, ahora insertado en ese paraíso futbolístico que es el campeonato inglés, disfruta y crece para bien personal y de nuestro fútbol, tenemos suerte de poseer un “embajador del gol” con tantas fortalezas y desbordes de energía que siempre han sido admirados en el hermoso estilo de ver el fútbol en el medio británico, bien por Enner, que lo siga disfrutando y creciendo.

El Quito, es lamentable todo lo que está pasando, desde hace años, no olvidar ese detalle, la caída pesada y que golpea a todo el fútbol ecuatoriano estaba advertida desde hace mucho tiempo, lo que sorprende es que no se haya intentado su salvación con mayor planificación y atención, se cree que se lo debe esperar algo más, la paciencia se agotó, ahora se da paso a la ejecución, pues las normas están por algo, lo único bueno del tema es que ya otros deben empezar a remojar sus barbas ante la debacle que está sufriendo el equipo “chulla” . Se dice que el camino al infierno está lleno de buenas intenciones, los directivos del país nos comunican que en su afán de conseguir títulos hacen muchos gastos, eso le ha pasado al Quito y también a muchos directivos de otros equipos comprometiendo el futuro de esos clubes, entiéndase por qué hay tanto déficit a la hora de comunicar en asambleas a sus socios.

El aspecto económico ha sido trabajado con ligereza y sin medir consecuencias en el equipo azulgrana, se han conseguido nuevos laureles en este siglo al costo de arriesgar la existencia, una pena, el desmadre de ambiciones no va de acuerdo a la realidad futbol-finanzas de Ecuador, no vendemos jugadores en 20 millones de dólares para estar invirtiendo o gastando tanto dinero cada año, es algo que deberían pensar con más detenimiento en las cúpulas de directivos, el problema es que entre los jugadores, los técnicos “chullas” desde el 2008 como también pocos periodistas reclamaban unos, advertíamos otros que podía caer todo, pero en medio de bromas y dejar hacer, dejar pasar, estamos lamentando este gran problema que compromete la tranquilidad de nuestro torneo, e incluso hace revisar reglamentos que tal parece están incompletos.

En resumen, estamos en una situación que no debería suceder, la AFE quiere defender a los jugadores, pero están amarradas sus manos por una deuda al momento impagable, justo llega en un año que la FEF decidió normar para evitar irresponsabilidades, me pregunto por qué no lo hizo desde que aparecieron los desbordes económicos, pocos ingresos y mucho gasto, nuestro fútbol necesita grandes soluciones para estos grandes problemas, se habla de la creación de una Liga de Fútbol Profesional, hasta en eso no tenemos suerte, llegaría en una muy mala época, con trabajo extra por hacer.

Deja un comentario